Gracias, Madre Guadalupe

 

 

03/01/2005

Comunico que un familiar cercano ha sido sometido a una operación en la que se le efectuaron 5 puentes. El resultado de la operación fue satisfactorio, pero posteriormente tuvo una recaída sufriendo episodios de fiebre hasta de 41º, por lo que nuevamente fue hospitalizado. En este momento encomendé a la Madre Guadalupe Ricart la curación de este familiar, que efectivamente hoy en día se encuentra totalmente repuesto sin que los médicos encontraran la causa de dicha fiebre.
Mª Pilar García del Arco, Plasencia, Cáceres (España)

05/01/2005

Soy Rosa una profesora de religión, y aunque ejerzo mi profesión con mucho amor e ilusión, sufro persecución con gran pesar; el desprecio no sólo de mi persona sino de la asignatura, ha provocado en mí depresión y como consecuencia la baja laboral. Conocí a la Madre Guadalupe por una amiga, que me habló de ella con gran entusiasmo y con gran fe, aconsejándome que me pusiera en sus manos orándole sin desfallecimiento. Tengo que comunicarles con gran alegría que he sido destinada para el próximo curso a un centro diferente. Estoy muy feliz y agradecida, pues el nuevo destino está cerca de mi casa y podré además cuidar de mi hija pequeña.
Rosa P., Córdoba (España)

 

Septiembre 2005

Mi hija deseaba una beca y por intercesión de la Beata María Guadalupe la consiguió.
Mari Carmen Zanón, Mislata, Valencia (España)

 

10/10/2005

Doy las gracias a la Madre Guadalupe por su intercesión durante mi enfermedad, pues sentí una gran mejoría al invocarla, no haciéndome efecto ningún tratamiento anterior.
A.A., Valencia (España)

 

06/02/2006

Querida Madre Guadalupe, gracias por todos los favores recibidos que me habéis brindado desde enero de 2006 hasta el día de hoy. Con tu intercesión he podido superar una intervención quirúrgica de alto riesgo sin ningún tipo de problema para mí, el post operatorio ha sido fabuloso y la recuperación buenísima. Teniendo cerca una reliquia.
Rafael Boluda Mollá, Denia, Alicante (España)

 

24/03/2006

Tenía un fuerte dolor en las rodillas. Fui al médico y me decían que era cosa de la edad y que lo tendría para siempre. Se me curó gracias ala intercesión de María.
Luis Miró Ballester, Valencia (España)

 

29/08/2007

Doy gracias a la Beata María Guadalupe por su bendición y encomiendo a su intercesión a mi familia: a mis padres y a mi hermana que siempre estén en el camino de la verdad; y también por mí, para que siempre pueda estar bien con mis padres y lograr la paz interna.
Santiago Abarca, Cerro Colorado-Arequipa (Perú)

 

06/09/2007

Ante todo muchas gracias beatita María Guadalupe, me ayudaste mucho en mi petición, me va mejor con mi familia, me ayudaste mucho a ser mejor persona. Gracias por todo beatita María Guadalupe. Gracias madre superiora, me llegaron sus encomiendas, estoy muy agradecido con usted y con la beata María Guadalupe que sabemos llegara a ser canonizada.
Santiago Hermogenes Abarca Rivera, Arequipa (Perú)

 

23/03/2008

Gracias Madre Lupita por haberme permitido volver a despertar del estado de coma en el que me encontraba por una congestión alcohólica.
Elvira, GPE, Mendoza (Mexico)

 

16/09/2009

Doy gracias a la beata María Guadalupe por su intercesión en la rápida curación y recuperación de una niña de once años hija de una buena amiga mía. La ingresaron de urgencia en el servicio de cuidados intensivos con un derrame cerebral de origen desconocido. Pedí a la Madre Guadalupe que intercediera por esta niña y su familia, y les diera fortaleza para afrontar ese duro golpe. La niña fue intervenida por un neurocirujano. La intervención no tuvo ninguna complicación, y hoy la niña y su familia hacen vida normal. Gracias Beata María Guadalupe.
Concepción Boluda Mud, Denia, Alicante (España)

 

02/10/2013

Agradezco hoy los favores recibidos de tener un empleo para mi sobrina Jacqueline Jimennez y Estella García y, en esta dificultad económica que tengo hoy para pagar el arriendo los servicios y el mercado y pagar mis deudas, todo esto te lo pido con mucha fe y te lo agradezco por que confío en tu poderosa intercesión ante la Virgen María, aunque no te conozco hoy te pido estos favores y siento en mi alma que no dejaras en vano y me concederás todo lo que te he pedido, gracias por tu bondad y caridad que refleja tu rostro. Amén.
Estella García Abreu  (Colombia)

 

Octubre 2017

No conocía a la Beata Madre Guadalupe y cuando mi padre fue ingresado en el Hospital Virgen del Puerto de Plasencia a finales de octubre de 2017, el Capellán me habló de ella y me dio una estampa y comencé a rezarla con mucha fe. Siempre he rezado a mi tocayita la Inmaculada y al Cristo de la Salud de mi pueblo, pero comencé a querer mucho a esta monjita mártir y a encomendarle a mi padre. Desde ese momento comenzó a mejorar, los médicos no se lo explicaban, y nos dieron el alta en unos días. Para mí mi padre es lo más importante y ha salido adelante por la Madre Guadalupe. Se lo agradezco de todo corazón porque está aquí y Dios nos lo ha dejado más tiempo con nosotros. Hemos puesto su estampa la cabecera de la cama y la quiero de verdad. Estoy superagradecida.
Inmaculada Iglesias. Jarilla, Cáceres (España)

 

Enero 2018

Nos alegramos mucho de que se vuelva a publicar la Hojita informativa de la Beata Madre Guadalupe porque la queremos mucho y desde que nos hizo un gran milagro no ha dejado de protegernos todos los días. De esto hace ya 16 años pero no pasa un día en que no nos acordemos de ello dando gracias cómo si fuera ayer. Ocurrió en el Hospital de la Fe de Valencia. Mi marido fue intervenido de corazón y aunque el pronóstico parecía bueno durante la misma operación, que fue a corazón abierto, le dio un infarto e inmediatamente una parada cardíaca. Fue ingresado en la UVI y nos avisaron de la extrema gravedad y de las pocas posibilidades que tenía de sobrevivir dándolo prácticamente por muerto. Ya se pueden imaginar nuestro estado de ánimo. Por la amistad que nos une con una sobrina de la Beata Madre Guadalupe, nos trajo ella misma un Rosario que perteneció a su tía mártir y unas estampas. Todos nos pusimos a rezar. Una enfermera viéndonos así nos hizo el impagable favor de ponerle el Rosario a mi marido entre las manos saltándose las normas. Desde fuera lo vimos todo a través de las cristaleras mientras rezábamos. Mi marido inconsciente no se dio cuenta de nada pero al poco rato el médico que lo operó, sin saber nada del Rosario, salió a informarnos de que nos olvidáramos de lo que nos había dicho antes. Él no se lo explicaba, pero no había señal de lesiones en el corazón y se recuperaba con normalidad. Cuando mi marido volvió en sí se extrañó de nuestra alegría y de que hubieran venido tantos familiares a verle, en realidad vinieron a despedirse. Cuando se lo contamos le tomó tanta devoción a la Madre Guadalupe que no creo que tenga otro devoto más fiel que él. Hoy tiene 78 años y sigue delicado de salud pero todo lo supera confiándose a la intercesión de la Madre Guadalupe. Todos en mi familia somos creyentes y para nosotros fue un milagro del que queremos dejar constancia. Gracias Madre Guadalupe.
Paco y Conchi, Melilla (España)

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar